domingo, 29 de julio de 2012

Estados desaperecidos: Orange y Transvaal



Esta vez no solo voy a hablar de uno, si no de dos estados, las repúblicas bóer de Orange y Transvaal.

Aunque no son muy conocidos, su historia es importante para entender a la Sudáfrica actual.

Estos dos estados existieron por más de medio siglo desde 1852, hasta 1902 y comprendían la región de Sudáfrica que se extiende al norte de los montes Drakensberg y al este del rio Orange.

Pero para conocerlos hay que remontarse un poco antes

Los inicios


A mediados del s.XVII, los holandeses ocuparon la región del Cabo de Nueva Esperanza en la cual empezaron a fundar colonias. Esta región recibió inmigrantes no solo de Holanda, sino también de Alemania y de Francia.

A principios del s.XIX sumaban ya unos 30.000 colonos que se distinguían por su carácter calvinista y su lengua, que se estaba separando poco a poco del neerlandés y dando origen al Afrikaans. También estos colonos empezaron a llamarse Afrikáner o Boers.

Pero la cosa cambio a principios de este siglo, pues la colonia del cabo pasó a manos del Reino Unido.

Hasta entonces la colonia, perteneciente a la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, había tenido una amplia autonomía y cierta tradición republicana, pero los británicos impusieron un control mas férreo, junto a un proceso de amplificación y sobretodo la abolición de la esclavitud en la colonia ( los bóer tenían esclavos), hicieron para muchos intolerable la situación así que decidieron emigrar.

Entre 1835 y 1845, se produjo una migración de más de 15.000 mas allá del rio Orange, limites orientales del Cabo.



Unos fueron hacia el norte y otros hacia el sur. En esta migración los bóer tuvieron duros enfrentamientos con los zulúes, que habían creado un gran estado en esa región. Los bóer estuvieron cerca de ser exterminados, pero al final triunfaron.

Estos hechos crearon en el pueblo bóer una actitud de atrincheramiento y de supervivencia ante todo que ha llegado hasta nuestros días.

Las Repúblicas Bóer 1839-1877



El primer estado fundado fue Natal, en 1839, pero solo duro hasta 1843 ya que el Reino Unido no aprobó un estado bóer en la costa y en ese año lo anexiono, mientras que los bóer emigraron hacia el norte.

Estos atravesaron el rio Vaal, fundaron una ciudad Pretoria, en honor a su líder, Andries Pretorius y alrededor de ella crearon un nuevo estado, la República de Transvaal. En 1852 fue reconocida por el Reino Unido.

Entre el rio Vaal y el Orange se organizo un nuevo estado alrededor de la ciudad de Bloemfontein. Aquí hubo más problemas ya que existía cierta cantidad de población británica, pero el Reino Unido, para evitar una guerra, traslado a su población y en 1854 se creó el Estado Libre de Orange.

Durante dos décadas siguieron una época pacifica. La población no era muy grande ya que no llegaba al millón de habitantes, pero la mayor parte de la población eran nativos de raza negra que estaban totalmente relegados del gobierno de las repúblicas. Los bóer en su totalidad en 1877, serian entre 100.000 a 150.000 y las únicas ciudades de cierto renombre eran las dos capitales.

Eran eminentemente rural compuesta por pequeños agricultores, con parte de la mano de obra esclava, aunque no llegaba a ser una economía esclavista como la del sur de USA.

Pero entonces las cosas cambiaron.

La Primera Guerra Anglo-Bóer 1877-1881



Tras la guerra entre los británicos y zulúes, los primeros pasaron a reorganizar sus colonias en Sudáfrica. 

Esto incluyo la anexión de las repúblicas bóer al imperio británico en 1877. Esto también vino determinado por la aparición de diamantes en la región fronteriza entre la Colonia del Cabo, Orange y Tranvaal.

Los bóers no aceptaron esta anexión y se inicio la primera guerra Anglo-Bóer. Los bóers lucharon en una guerra de guerrillas. Usaban sus trajes de granjeros de color caqui (dando origen a los uniformes actuales de camuflaje).

Los británicos equipados con sus típicos uniformes rojos y sus tácticas de batalla tradicionales, se encontraron en un avispero en esta situación. Los ataques a sus líneas de suministro, el hostigamiento a sus fuerte y la derrota de Majuba Hill, convenció al Reino Unido de que la guerra estaba perdida, así que en 1881 concedió la autonomía a las Repúblicas Bóer, dentro del Imperio Británico, aunque esto fue una simple formalidad.

La prosperidad



El periodo comprendido entre 1881 a 1899, fue el un gran desarrollo en todos los sentidos. Las minas de diamantes anteriormente comentados y los yacimientos de oro de Witwatersrand produjeron un auge económico y una oleada migratoria que aumento el poder de las repúblicas.

Pretoria se embelleció con edificios estilo inglés y las elites enviaban a sus hijos a estudiar a Holanda, dando origen a una nueva burguesía afrikáner muy diferente a la rural anterior.

En esta época se inicio el gran desarrollo de Johannesburgo, que se convirtió en el principal centro económico de África Austral, situación que conserva hasta nuestros días.

Pero también surgieron problemas.

El primero fue la proyección un ferrocarril desde Pretoria a Mozambique, con lo que el Reino Unido perdía el control de la salida al mar de las ahora prosperas Repúblicas Bóer.

La otra y más importante fue las oleadas de población inglesa emigrantes. Estos no tenían derechos políticos ya que solo eran reservados a la población bóer. El Reino Unido presionaba los estados, pero estos aducían con el presidente de Transvaal a la cabeza, Paul Kruger, que si  cedían, sería cuestión de tiempo el ser absorbidos por el Imperio Británico.



En 1895, se intento un golpe de estado probritánico que fracaso y en 1899 se les dio un ultimátum de que o se les daba igualdad a los ciudadanos británicos, se imponía el inglés como lengua oficial o habría guerra. Las Repúblicas Bóer no lo aceptaron y declararon la guerra al Imperio Británico. La Segunda Guerra Anglo-Bóer había estallado.

La Segunda Guerra Anglo-Bóer



Esta guerra no es muy conocida pero fue una guerra muy dura y sangrienta.

Se inicio con una ofensiva por parte de los bóers que ocuparon la región de Natal y la parte oriental del Cabo. Pero a principios de 1900 se inicio la contraofensiva británica, el ejército bóer fue destrozado y en marzo las dos capitales habían sido tomadas.

Muchos pensaron que la guerra había terminado, pero no fue así. Los Bóer se echaron al monte e iniciaron una dura guerra de guerrillas, a mucha mayor escala que en la anterior. Además contaban con el apoyo de la población local. Llegaron a ser en algunos momentos hasta 80.000 guerrilleros.

Los británicos que estaban impotentes iniciaron en marzo de 1901 la política de tierra quemada. 30.000 granjas y 40 ciudades fueron destruidas, su población fue internada en campos de concentración.


Estos campos llegaron a tener 120.000 personas, un cuarto de la población bóer, además de 120.000 africanos negros.

Esto desmoralizo a las guerrillas, que en mayo de 1902 se rindieron, dando fin a la guerra.

Los ingleses perdieron 22.000 frente a 10.000 boers, pero estos tuvieron casi 30.000 bajas civiles, sobre todo en los campos de concentración, además de más de 100.000 africanos negros que perdieron su vida. En total más de 150.000 muertos.

Con esto las Repúblicas Boers perdieron su independencia.

Pero cuando se produjo la independencia de Sudáfrica, los bóers, en gran parte tuvieron el control del gobierno.

Sus derrotas les llevaron a una actitud de conservación del poder a toda costa, relegando a la población negra con la criminal política del apartheid.


Si quieres saber mas sobre otros estados desaparecidos podéis ir a la lista

Lista de estados desaparecidos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...