jueves, 12 de febrero de 2015

Crimenes y Criminales: Asesinato de Villisca



Hacía mucho que no subía nada en el blog, pero es que este caso me resulta muy interesante.

Villisca es una pequeña población de escasamente mil habitantes en las grandes planicies de Iowa, sería un pueblo normal, sin mucho que contar, si no fuera por un misterioso crimen sucedido en 1912 que segó la vida de 8 personas y a día de hoy sigue sin resolverse



Antecedentes



La Villisca de principios de s.XIX era una comunidad tranquila y acogedora de unos 2000 habitantes, un lugar considerado seguro para vivir, donde todos se conocían.

En este idílico pueblo vivía la familia Moore.

Josiah Moore de 43 años era un prospero empresario local. Vivía en una amplia casa con su mujer Sarah Montgomery de 39 años, con la que llevaba más de 11 casado. Era una mujer piadosa, muy implicada en las obras de caridad de la Iglesia local.

La pareja tenía cuatro hijos Herman de 11 años, Katherine de 10, Boyd de 7 y Paul de 5

Los Moore eran una familia feliz y muy querida y respetada en Villisca.

Villisca también era el hogar de la familia Stillinger, muy amiga de los Moore. Estos vivían en una granja en las afueras de la ciudad, con sus dos hijas Lena de 11 años e Ina de 8. Eran muy amigas de los niños Moore y como vivían fuera del pueblo no era raro que se quedaran a dormir en casa de estos.

El 9 de junio de 1912 se celebraba en la iglesia de Villisca el día del niño, organizado en gran parte por la Sr. Moore. Como las actividades se prolongarían hasta tarde las niñas Stillinger se quedarían a dormir en casa de los Moore.

A la 21:30 salieron de la iglesia y a las 22:00 llegaron los Moore y las niñas Stillinger a la casa.

El crimen



Al día siguiente a las 7:00, Mary Peckham, vecina de los Moore, se extraño la falta de movimiento en la casa, ya que los Moore eran muy madrugadores.

Se acerco, llamo a la puerta y nadie contesto, intento entrar pero no pudo, así que decidió ir a buscar a Ross Moore, hermano del señor Moore.

Cuando entraron la casa estaba totalmente en silencio, y entraron primero a la habitación donde dormían Lena e Ina. Allí encontraron a las niñas en la cama, con la cabeza abierta y bañadas en sangre.

La imagen les hizo salir corriendo a buscar a la policía, cuando esta llego ya había una multitud de curiosos rodeando la casa. Al hacer el registro encontraron una carnicería, los dos adultos y los seis niños habían sido asesinados, con golpes en la cabeza con un hacha.

 Según la investigación, el crimen se produjo alrededor de la media noche. El asesino entro primero en la habitación del matrimonio Moore. El Sr Moore, recibió el mayor número de hachazos hasta el punto de quedar irreconocible. Tras esto fue  a la habitación de sus hijos y con el mismo modo asesino a los cuatro.  Finalmente bajo a al primer piso y asesino a las niñas Stillinger.

Tras cometer cada uno de los asesinatos cubrió los rostros de las victimas con su propia ropa de cama. Todas las víctimas murieron mientras dormían, menos la pequeña Lena Stillinger.

Lena no solo tenía pruebas de que se despertó ya que su cuerpo estaba colocado de forma que demostraba que se había movido, sino también que intento defenderse, debido a ciertas heridas encontradas en los brazos.

Para redondear este horror Lena fue encontrada con el camisón subido y sin ropa interior, por lo que se especulo que existió abuso sexual, pero este último punto no fue confirmado.

En esta última habitación se encontró el hacha que fue usada como arma homicida.

Tras el baño de sangre, el asesino llevo a cabo el hecho más extraño de todos,  cubrió todos y cada uno de los espejos que había en la casa con ropa de la familia, y de igual modo corrió todas las cortinas de la casa.

La investigación



Desde el principio la investigación fue muy mal llevada. Se afirmo que el asesino había entrado en la casa entre la media noche y las 5:00 de la mañana, pero todas la puertas y ventanas estaban cerradas, por lo que se barajo otra hipótesis, la de que el asesino se encontraba ya dentro cuando los Moore volvieron de la iglesia.

También la inexistencia de huellas del asesino, así como de pruebas físicas, como restos de cabello, supusieron un problema. Eso sin contar que la casa se lleno de curiosos, lo que pudo hacer que alguna prueba quedara destruida.

Aun así el número de sospechosos fue enorme, sin embargo la mayoría fueron descartados rápidamente, solo unos pocos fueron investigados más seriamente.

  • Andrew Sawyer: Era un capataz de puente. Era un hombre solitario, con cierto grado de paranoia, sus compañeros se quejaban del hecho de que dormía con un hacha. Mostro mucho interés por el caso e hizo algunos comentarios que llevaron a su detención, pero se descarto, ya que la noche de los crímenes estuvo en un pueblo a mas de 150 km.
  • George Kelly: un reverendo desequilibrado y con fama de pedófilo. Fue en encargado de realizar los oficios del día del niño. Aunque se le llego a juzgar, fue absuelto por el jurado.
  • Frank F. Jones: Antiguo senador y residente en Villisca (en la imagen). Existía cierta tensión entre él y el Sr Moore. Este fue su empleado, pero luego monto su propio negocio con lo que le quito clientela, además existían rumores sobre que había seducido a su hija.
  • William Mansfield: Fue uno de los principales sospechosos. Había indicios para considerarlo un asesino en serie, por crímenes similares en Kansas y Colorado, pero fue absuelto por el jurado del Condado.
  • Henry Lee Moore: Asesinó poco después con un hacha a su madre y abuela y eso le coloco como posible sospechoso, pero por alguna razón no se profundizo mas en estas pistas.


Fuera como fuese, el asesino no fue condenado y a día de hoy su identidad sigue siendo un misterio

Leyenda



Con el tiempo el asesinita de Villisca, paso a formar parte de la leyenda negra de USA y la casa donde se cometieron los crímenes especialmente.

No solo de la leyenda negra, sino también de los sucesos paranormales.

Desde el principio, ciertos detalles como el cubrir el rostro de las víctimas, los espejos cubiertos, las cortinas cerradas, llevaron a los rumores de un crimen relacionado con el diablo, incluso que hubiera sido perpetrado por un ente sobrenatural.

La casa estuvo más de dos décadas deshabitada, hasta los años treinta, desde entonces tres familias la habitaron, y todas acabaron yéndose aterradas.

La mayoría achacaban una serie de hechos extraños, los más comunes ruidos de pisadas así como llantos de niños. En algunos casos se afirmo la aparición de sombras con un hacha.

El caso es que la casa quedo abandonada hasta mediados de los años 90, cuando fue comprada Darwin Linn, quien la restaura con el aspecto que tenía en la época de los asesinatos y la convirtió en un reclamo turístico.


Actualmente se puede visitar y es sin duda el lugar más famoso de Villisca. 


1 comentario:

  1. Eres muy buena/o en esto, me encanta esta seccion. c:

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...