domingo, 16 de diciembre de 2012

Estados desaparecidos: Imperio Inca




Ya hable hace algún tiempo del Imperio Azteca y hoy os traigo el otro gran imperio en la época del descubrimiento, el Imperio Inca o Incaico.

Aunque este gran imperio se asocia principalmente a Perú, en el momento de mayor esplendor, se extendía desde el sur de Colombia, hasta Chile, comprendiendo 2.000.000 km² y más de 14.000.000 de habitantes.

A pesar de su fama y el poder que alcanzo, el Imperio Inca, era relativamente reciente y de corta existencia ya que existió únicamente durante 95 años, del 1438 al 1533.

Antes de los Incas



El inicio de la civilización fue muy temprano en la región de los altiplanos andinos y se remonta al 8.000 a.c.

Ya hacia el año 3.200 a.c se inicio la civilización del Caral, que se cuenta entre las más antiguas el mundo existiendo hacia el 1.600 a.c.



En la época de la desaparición del Caral encaja con el ascenso de la civilización de la misteriosa Tihuanaco.

Este fue el primer gran imperio de la región y en la época de esplendor llego a los 600.000 km² centrados alrededor del lago Titicaca y su capital pudo llegar a los 100.000 habitantes, pero hacia el año 900 a.c. esta civilización también desapareció.

Hacia el inicio de la era cristiana, la agricultura intensiva y el cultivo en terrazas lleva a un gran desarrollo de la región y un aumento demográfico.

Esto llevo a un desarrollo de la alfarería, los tejidos y el comercio.

Hacia el año 500 un cambio en el clima llevo a la decadencia de las culturas costeras y al desarrollo del altiplano, con culturas como la Nazca o la Huari.

Hacia el año 900 se inicio en el norte de Perú la cultura Chimú, que en el 1.200 fundó una capital Chan-Chan desde la que inicio una expansión convirtiéndolos en la potencia hegemónica de la región y a su capital en una de las más grandes del mundo con más de 100.000 habitantes.



Pero el Imperio Chimú ignoraba que en el sur había nacido un estado que acabaría siendo el causante de su caída.

Origen de los Incas



Como en muchas otras civilizaciones nos encontramos con los orígenes míticos y los históricos.

La leyenda nos cuenta de que de una historia de amor entre el Sol y la Luna nacieron un niño y una niña a las orillas del lago Titicaca, llamados Manco Capac y Mama Ocllo.

El dios Sol les indico que enseñaran a los hombres las técnicas de la agricultura, la ganadería, el tejer, etc.

Mientras la diosa Luna les entrego una vara de oro que les indicaría donde iniciar su misión, que sería el lugar donde la vara se hundiera en el suelo.

El viaje duro meses hasta que llegaron al valle de Cuzco, donde la vara se hundió así que fundaron la ciudad de Cuzco que significa el ombligo del mundo.

Pero esto es solo leyenda, las historia nos indica otras cosas.

Los estudios acuales indican que los Incas procedían de la región del Titicaca y fueron desplazados por hombres de etnia aimara procedentes de la región de Tucumán.

En su migración se establecieron en varios lugares, primero en Huanacancha y posteriormente en Pallata, hasta finalmente establecerse en el valle de Cuzco, y por lo que se ve sus líderes eran los míticos Manco Capac y Mama Ocllo.

Curacazgo del Cuzco



Este primer estado, que se centro en la ciudad de Cuzco y fundado por Manco Capac se fundó alrededor del 1.200 y se extendió hasta el 1438.

La región no era una maravilla. Era pantanosa y se tuvo que desecar, además estaban rodeados por enemigos poderosos lo que les llevo a un estado de lucha constante.

Por esta razón durante los más de 200 años de este estado, apenas hubo desarrollo tecnológico ya que la guerra absorbía todos los esfuerzos.

Así que durante este periodo los incas se dedicaron más que nada a sobrevivir y su territorio no fue mucho más grande que el actual distrito de Cuzco.

Pero sobrevivieron y el estado se asentó.

Con el ascenso al trono de Pachacutec en el 1438 los incas iniciaron su imperialismo.

Nacimiento y expansión



Pachacutec inició una expansión contra los pueblos vecinos a los que acabo anexionando y logrando el control de la mayor parte del sur del altiplano peruano y llegando hasta el Titicaca.

Ya con un territorio asentado, se pudo lanzar a la lucha contra el más poderoso de los estado de la región, el Imperio chimú, el cual tras 8 años de lucha fue derrotado.

Esto expandió el imperio hacia el norte llegando hasta Quito y convirtiendo a los Incas en el único gran poder de la región.

También dividió el imperio en regiones o suyus para mejorar la administración y organizar el cobro de tributos.

Tupac Yupanqui hijo de Pachacutec, heredo el trono en 1471.

Este había sido el encargado de la conquista de Chimú ya en el reinado de su padre, y continuo su expansión, durante su reinado, esta vez hacia el sur.

Sus conquistas llegaron hasta la región central de Chile, incluyendo grandes territorios de Bolivia y Argentina.

También intento expandirse hacia el interior de la selva, pero aquí fracaso.

Muerto en 1493, fue sucedido por su hijo Huayna Capac. Durante su reinado el Imperio Inca llego a su cenit.



La expansión fue menor, principalmente porque ya era difícil expandirse más, pero anexo algunos territorios, en el actual Ecuador y Colombia.

Realmente su reinado fue principalmente una época de consolidación del imperio, lo que supuso la revuelta de diversos pueblos que fueron sofocadas duramente.

El apogeo



Durante el reinado de Huayna Capac el Imperio Inca llego al apogeo de su poder.

En ese momento tenia unos 2.000.000 km² a lo largo de 7.000 km de la costa del Pacifico y contaba con mas de 14 millones de habitantes.

Este vasto territorio estaba dividido en cuatro provincias, que a su vez se dividían en pequeñas partes.

Una red de caminos unía el territorio y un sistema de correos con postas permitían una excelente comunicación por todo el imperio.

La capital de este gran imperio era Cuzco que hacia el año 1.500 contaba con más de 50.000 habitantes. Quito era otra de las ciudades más grandes y de hecho ejercía como capital del norte.



Otras ciudades importantes eran Cajamarca o Tumbes.

Este imperio era mayormente agrícola, en la que alcanzo una alta eficiencia gracias a la irrigación y al cultivo en terrazas. Esto no quitaba que los incas tuvieran muy desarrollada la producción textil y sobretodo la orfebrería, principalmente en oro, siendo los artífices de algunas de las más refinadas piezas de arte precolombino.



También tuvo una gran importancia las actividades comerciales gracias a la extensa y buena red de caminos.

Los incas no tenían escritura, pero lo suplieron con un método muy original, el de los quipus, que servía para llevar la contabilidad y seguramente sirviera como escritura.



En suma era una cuerda gruesa de la que colgaban una serie de cuerdas más finas y en estas se hacían nudos para llevar cuentas de todo tipo.

El gobernante supremo era denominado el Inca y estaba en la cúspide de la pirámide de población, y además de poder político también tenía labores religiosas.

Además el Inca contaba con un numeroso ejército profesional, algo muy útil para mantener su poder y a su vez controlar a los numerosos pueblos que conformaban el imperio.

La guerra civil



Huayna Capac, murió en 1525, en Quito. Su cuerpo fue trasladado a Cuzco y con el fue su hijo y heredero Huascar, mientras que otro de sus hijos, Atahualpa se quedo gobernando en Quito.

Una vez en Cuzco, Huacar se convirtió en el Inca, pero su gobierno fue muy débil ya que por un lado  no contaba con la simpatía y apoyo de muchos cuzqueños, y por otro lado estaba el poder que poseía su hermano Atahualpa en Quito.

Aun así durante unos años se mantuvo el status quo.

Pero en el 1529, Huascar ordeno a Atahualpa presentarse en Cuzco ante él. Este que contaba con el apoyo de muchos generales de su padre se negó e inicio la revuelta contra Huascar.

Esta revuelta fue también una guerra entre etnias del imperio, entre las del norte con sede en Quito que apoyaban a Atahualpa y las del sur con sede en Cuzco que apoyaban a Huascar.

En un inicio la guerra favoreció a Huascar, pero Atahualpa fue más astuto. Atacó en la época de la Tregua de la cosecha, cogiendo a su hermano desprevenido.

Finalmente en 1532 las tropas quiteñas tomaron Cuzco (aunque Atahualpa nunca llego a residir en ella), Huascar fue capturado, su familia y corte asesinada y finalmente ese mismo año el mismo también lo fue por orden de Atahualpa.

Esta guerra fue desastrosa para el imperio. Según algunas estimaciones las bajas llegaron al millón de muertos y hubo batallas con casi cien mil bajas.

Por si fuera poco la viruela se extendió por el imperio causando miles de muertos.

En esta situación el Imperio Inca se encontraba en una situación muy débil para la lucha que le esperaba.

Pizarro y el fin del Imperio



Los españoles situados en Panamá desde principios del s.XVI ya habían tenido noticias del imperio Inca, conocido por ellos como el Perú.

En el año 1526, Francisco Pizarro llego a Tumbes y tuvo su primer contacto con los Incas (aunque no era el primer español que contactaba con ellos) y pudo ver la riqueza de la nación.



Pero a su regreso fue encarcelado, ya que su partida había sido ilegal.

En 1531 con el beneplácito de Carlos V, volvió a Tumbes. La acompañaban Diego de Almagro, Hernando de Soto, y además varios de sus hermanos.

Pero al llegar a Tumbes la situación era diferente, la guerra civil había arrasado la ciudad pero eso no impidió la toma de la ciudad, como cabeza de puente.

Mientras, Atahualpa y Huascar seguían su guerra civil, pero no impedía que vigilaran de cerca de Pizarro, ni este a ellos dos.

Así Pizarro afianzó su base y en 1532 fundó la primera ciudad española en Peru, la Villa de San Miguel.

Cuando la guerra civil termina, Atahualpa se instala en Cajamarca. Pizarro es informado de esto y parte hacia allí con unos 100 soldados 60 caballero y algunas piezas de artillería y armas de fuego.

Atahualpa, a diferencia de otros líderes americanos como Moctezuma o su propio hermano Huascar, no considero a los españoles dioses, sino simples conquistadores extranjeros, visión por otra parte muy acertada.

Su primer encuentro en Cajamarca fue con Hernando de Soto. Fue una entrevista tensa en la que el Inca instaba a compensarle por todo lo conquistado por los españoles. A pesar de ello acepto un encuentro con Pizarro al día siguiente.



Su intención real era acabar con los españoles con lo que acudió con 7.000 soldados.

Pero los españoles tenían las mismas intenciones y colocaron a sus soldados para una emboscada.

Al día siguiente, 16 de noviembre de 1532, Atahualpa acudió al encuentro de Pizarro con toda su pompa.

Cuando el Inca hablaba con el Padre Valverde, que le instaba a aceptar el catolicismo, se produjo el ataque, cogiendo a los incas por sorpresa.

Fue una rotunda victoria de los españoles. 2000 incas murieron y Atahualpa fue capturado.

En los meses posteriores Atahualpa estuvo preso en su palacio de Cajamarca, pero no estuvo ocioso, e intento levantar ejércitos en el norte y el sur de su imperio.

Mientras tanto Atahualpa observo el valor que le daban los españoles al oro y la plata, asi que ofreció un trato, llenaría dos habitaciones de plata y una de oro hasta la altura de su cabeza, a cambio de su libertad.



En un principio Pizarro acepto la oferta y se llenaron las habitaciones. El botín ascendió a más de 60.000 marcos.

Pero Pizarro no tenía intención de liberar al Inca. En un acto de bajeza le acuso de idolatría e intento de rebelión.

El 26 de julio de 1533 fue ejecutado en Cajamarca.

Con Atahualpa llegaba a su fin el Imperio Inca, tras casi 100 años de existencia.

Hubo nuevos Incas, pero fueron títeres de los españoles y las revueltas que fueron duramente reprimidas.



También hubo reductos incas que resistieron durante algún tiempo, pero el Imperio Inca como tal acabo cuando Atahualpa fue asesinado.

Si quieres saber mas sobre otros estados desaparecidos podéis ir a la lista

Lista de estados desaparecidos

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. en q colegio estudias a mi me enseñan a hacer bloggers en mi colegio

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...