miércoles, 22 de agosto de 2012

Personajes de la historia: Leonor de Aquitania



Estamos que lo regalamos.

Si el otro día cree una nueva sección con las ciudades perdidas hoy iniciamos otra, personajes de la historia.

Esta sección será básicamente una biografía de un personaje histórico que me resulte interesante.


Escribí hace poco sobre el imperio angevino y fue entonces cuando decidí crear esta sección.

Voy a empezar hablando de Leonor de Aquitania.

Esta mujer es una de las más notables de la historia. Dos veces reina, madre de dos reyes y de dos reinas, duquesa de Aquitania y su sangre corre aun por gran parte de la realeza europea, desde la reina de Inglaterra hasta el rey de España.

Esta es su historia

Primeros años


Para entender la importancia de Leonor hay que entender lo que representaba Aquitania.

El ducado de Aquitania, ocupaba la mayor parte del suroeste de la Francia actual. Era mucho mayor que en la actualidad. Había conservado más del legado romano que el norte del país y su cercanía a los centros culturales de la España musulmana y de Italia la hacían una región mucho más culta y rica que el norte de Francia.

Esta región hablaba un dialecto del francés denominado provenzal y era el centro de la cultura trovadoresca que se desarrollo en la edad media.


Aunque nominalmente era vasalla del rey de Francia, gozaba de amplia autonomía y había prosperado bajo el gobierno de una serie de duques capaces, todos llamados Guillermo.

En este marco nació Leonor en 1122.

Leonor era la hija mayor del duque Guillermo X y en principio no estaba destinada a heredar.
Pero su culto padre no escatimo en la educación de su hija (no olvidemos que en el s.XII la educación era escasa y en las niñas prácticamente inexistente). La instruyo en todas las ramas posibles del saber, lo que la convirtieron en una intelectual. También le transmitió su pasión por la cultura, principalmente por la trovadoresca, que sería su pasión durante toda su vida.



En 1130 muere su hermano menor, con lo que se convierte en heredera del ducado.

Su padre empezó inmediatamente a prepararla para ello, así que a lo anterior se le añadió el arte de cazar y la estrategia militar.

En abril de 1137 fallece su padre durante una peregrinación a Santiago de Compostela y ella se convierte en duquesa de Aquitania.

La joven Leonor, solo tenía 15 años. Era una mujer muy hermosa, fuerte, decidida e increíblemente bien preparada, pero lo más importante, era totalmente consciente de ello.

Era la persona más rica de Europa, ya que era la dueña y señora de Aquitania y nunca vacilo en utilizar este poder.

Reina de Francia



Esta situación no paso desapercibida al rey Luis VI de Francia, El Gordo. Su hijo y heredero tenía más o menos la edad de Leonor y se casaban seria el gobernante de Aquitania a través de su esposa. Además, Guillermo X antes de morir ya había mostrado su interés a este matrimonio.

En junio de 1137 se llevo a cabo la boda en burdeos. El rey de Francia murió en agosto y su hijo subió al trono como Luis VII y Leonor se convirtió en reina de Francia.

La pareja no podía ser más diferente. Ella era alegre, vital, refinada, transgresora (lo que se podía ser en la época) y soñadora, Luis era una persona sobria, sosegada, muy religiosa y piadosa.

La corte de Paris era mucho más fría y austera que las de Burdeos o Poitiers.  Desde el principio Leonor no se sintió a gusto ni con su corte ni con su esposo.

Pero hizo algo muy importante, empezó a introducir los refinamientos del sur en la corte francesa, que con el tiempo la convertirían en el modelo a seguir en toda Europa.

Igualmente no acepto el papel de reina florero. Era consciente de ser la dueña de tierras más grandes y ricas que las de su esposo.

Esto era un constante escándalo en la sobria corte francesa y la llevo a enfrentamientos con el primer ministro, el abad Suger o hasta con el poderoso Bernardo de Claraval. Pero ella nunca se achanto.

La relación con su esposo nunca fue buena, y el hecho de no concebir un heredero lo aumento. El primer hijo no llego hasta 1145, pero era una niña. Esto aun enfrió mas la relación.

La Segunda Cruzada



Durante la primera cruzada se conquistaron grandes extensiones en el Mediterráneo Oriental. Allí se crearon una serie de estados cristianos.

Pero tras 50 años los musulmanes se estaban reorganizando y en 1144 cayó el condado de Edesa.
Esto enfurcio a la cristiandad y se predico una nueva cruzada.

El principal defensor de ella fue Bernardo de Claraval y en 1147 se inicio la segunda cruzada, capitaneada por Luis VII y el emperador alemán Conrado III (cada uno fue por su lado).

Leonor vio en esto una gran aventura y soñaba con una interminable serie de justas, galantes caballeros y batallas de cuento. Insistió en ir con toda su corte.

Luis estaba totalmente en contra, pero no lo podía impedir, como señora feudal de Aquitania tenía el derecho.

La cruzada fue un fracaso absoluto. El ejército alemán fue destruido antes de llegar y el ejército francés solo obtuvo una victoria pírrica y un fracaso en el sitio de Damasco.

Pero significo la ruptura entre Luis y Leonor.

Por un lado el culpo a su esposa del fracaso de la cruzada, por su empeño en querer acompañarlos.

Por otro durante su estancia en Antioquia, gobernada por Raimundo de Poitiers, tío de Leonor, surgió el rumor de que hubo algo más que amor fraternal entre tío y sobrina, pero nunca se demostró.



Se cuenta también una historia que casi segura es inventada pero cuadra con el carácter de Leonor. Se dice que cuando partieron de Antioquia a Damasco apareció ella con sus damas vestidas de amazonas,  con un pecho al aire. Luis casi se desmaya pero el ejercito quedo encantado.

El viaje de regreso se hizo por separado, y se encontraron en Roma. El Papa intento reconciliar a la pareja, lo que dio el resultado unan nueva hija en 1151, pero el matrimonio estaba acabado.

Luis además estaba preocupado por la falta de heredero varón y Leonor ya hacia puesto sus miras en nuevas tierras
.
En esta tesitura no fue difícil obtener el divorcio, que fue oficial el 21 de Marzo de 1152.

Reina de Inglaterra



Estas nuevas tierras era el joven duque de Normandía y conde de Anjou, Enrique Plantagenet, dueño de todo el noroeste de Francia, además de heredero del reino de Inglaterra.

Es posible que ya se conocieran, ya que Enrique era vasallo de Luis VII.

La cuestión es que menos de dos meses de obtener su divorcio, se caso en Burdeos con Enrique.

Esta tenía 19 años, era un joven pelirrojo, agraciado y fuerte. Leonor para entonces tenía 30 años, edad avanzada para la época, pero no fue un problema, ya que ella aun era hermosa, poseía Aquitania y aun podía darle hijos, y tanto que le dio, ocho hijos. En una época en que para una mujer en que cada parto era tan peligroso como una batalla, Leonor tuvo diez sin perder jamás su fuerza, otro hecho notable.

Para Luis este matrimonio fue una catástrofe, ya que la unión de ambos les hacia poseer territorios en Francia, mucho mayores que los suyos, y más ricos, además de Inglaterra, con lo que Luis de vio enfrentado al denominado Imperio Angevino.

Puede que esto lo tuviera en cuenta Leonor, y fuera una venganza hacia Luis, también puede que se enamorara, ya que Enrique era un joven atractivo y gallardo. Yo me inclino por un poco de ambas cosas.

El matrimonio sin embargo tampoco fue muy feliz. Ambos eran personas de carácter muy fuerte y chocaban a menudo, Enrique quería meter mano en los asuntos de Aquitania, cosa a lo que Leonor se resistía, y por ultimo ella seguía siendo una reina del refinado Sur, mientras que Enrique era un hombre del tosco Norte.

Leonor estableció su corte en Poitiers, y la convirtió en una corte trovadoresca, llena de juglares, poetas y trovadores. En ella se crio su hijo favorito, Ricardo, al que influyo de manera importante.

Pero el hecho determinante fue cuando enrique tomo una joven amante Rosamunda, una joven de una belleza sin igual, según las crónicas. En parte por celos en parte por humillación, Leonor se lanzo a rebelión abierta contra Enrique con el apoyo de sus hijos 1173.

Enrique había dividido el reino entre sus hijos para que cada uno heredara una parte a su muerte, y claro, ninguno estaba contento, por lo que su madre no los tuvo que azuzar mucho a la rebelión. En esta rebelión casualmente Leonor se alió con su ex marido, Luis VII quien estaba deseoso de debilitar a los angevinos.



La rebelión fracaso y Leonor fue capturada y encerrada primero en el castillo de Chinon y después en el de Salisbury. Este cautiverio se mantuvo hasta la muerte de Enrique y del que solo salía en fechas puntuales para ejercer de reina.

Aun así en todo este tiempo no dejo de conspirar contra su esposo.

Enrique II de Inglaterra murió en 1189, y ascendió al trono su hijo Ricardo, el cual libero a Leonor.

Reina Madre



Tras su liberación contaba con casi 70 años, pero su vigor no había mermado.

Junto a su hijo Ricardo prácticamente ejerció el papel de reina, ya que Ricardo era el ojito derecho de su madre y esta siempre tuvo una gran influencia sobre el.

Cuando Ricardo partió a la Tercera Cruzada, ella fue la regente de los territorios franceses de su hijo, manteniendo a raya a los franceses, a los nobles pendencieros y a su hijo menor, Juan  Sin Tierra que intento hacerse proclamar rey en Inglaterra.

A su vuelta de las cruzadas Ricardo fue capturado en Alemania y solo se le libero tras pagar un gran rescate, que Leonor se encargo de reunir la suma.

Una vez Ricardo regreso en 1194, ella se retiro a una abadía, no sin antes convencer a este de que nombrara heredero a su hermano menor Juan.

Pero si pensaba que sus aventuras habían terminado se equivocaba.

En 1199 a la muerte de Ricardo subió al trono Juan, pero una parte de la nobleza apoyo a Arturo de hijo de Godrofredo, un hermano mayor de Juan. Leonor salió de su retiro con casi 80 años para apoyar a su hijo frente a su nieto (al cual no conocía y al que no tenía cariño).

Arturo era apoyado por los franceses y para evitar una guerra abierta, en el 1200 viajo personalmente a España, para casar a una de sus nietas (Alfonso VIII estaba casado con una hija de Leonor), con el heredero de Francia. Esta joven era Blanca, futura madre de San Luis y una de las reinas más importantes de Francia.

Pero la guerra no se pudo evitar.

Regreso a sus tierras y personalmente dirigió la defensa de un castillo en el que se encontraba frente a los franceses, hasta que su hijo Juan la rescato. Aun así no pudo evitar, un rey nefasto fuera continuamente perdiendo terreno ante los franceses.

Finalmente Leonor ya muy cansada se retiro y en 1204, tras una vida de aventuras falleció a los 82 años.

Fue enterrada en la abadía de Fontevrault, junto a su esposo Enrique II y su hijo Ricardo.



Así acabo la vida de una de las reinas más famosas de la edad media y una de las mujeres más notables de la historia.

Si queréis saber mas sobre la época de Leonor de Aquitania podéis ir a mi post:


Espero vuestros comentarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...